Cocinando con Pierre
 
  WELCOME PIERRE
  EL MONTAJE DE LA NOCHE
  EL CIDÍ
  EL ABLANDE EN ESTADO LíQUIDO
  UN ALBINO ENDULZADO
  ALGO PARA PICOTEAR
  EL PLATO EN LA MANGA
  NUESTRO GOMERO DE CONFIANZA
  LA SUGERENCIA DEL PROYECTORISTA
  EL STAFF
  LAS AVENTURAS DE PIERRE Y SUS CAMARADAS
  DE LA MESA AL ENLACE
  CONTACTO
  RECETAS RADIALES
EL PLATO EN LA MANGA

Bondiola de cerdo a la crema de puerros

 

“Si hay algo mejor que el cerdo, es su bondiola”

 

 

Ingredientes

 

4 medallones de bondiola de cerdo -de aprox. 3 cm de espesor-

4 puerros grandes (cuando digo grandes, que sean grandes)

Aceite de oliva

½ litro de vino blanco (busquen uno barato pero de botella, no sean tacaños, no compren tetra)

Sal

Pimienta negra molida

200 cm3 de crema de leche

 

 

Papas Rösti

 

“Lo mejor que le puede pasar a una papa es ser Rösti”

 

 

Ingredientes

 

2 papas

1 cebolla grande

Aceite

Sal

Pimienta

100 grs de jamón cocido (del bueno, no compren paleta sandwichera)

 

 

 

Preparación

 

Poné una sartén grande a fuego bien fuerte. Volcá un chorrito de aceite de oliva y sellá los medallones de bondiola anteriormente salpimentados en sus dos caras (si no sabés lo que es sellar preguntale a tu vieja). Fijate que queden bien dorados, y dorados no significa quemados.

 

Una vez sellada la carne, bajá el fuego a medio y agregá los puerros cortados en julianas –tiritas-. Dejalos menos de 5 minutos, para que se ablanden. Mientras revolvés, agregá el vino blanco y dejá que se reduzca (no en tu panza sino en la sartén). Cuando la mitad del vino se evaporó, agregás la crema. Seguí revolviendo y cociná hasta que la crema quede espesa y lista para servir. Es una desgracia, pero siempre dependerás de tu buen ojo y tacto para saber cuándo es “listo”, así que andá entrenándote.

 

Al mismo tiempo, aunque parezca imposible, pelá las papas y rallalas con el rallador (rallarlas con las manos es complicado, a excepción de que hayas tenido un accidente y tengas un elemento cortante como prótesis cual Johnny Depp en “El joven manos de tijera”. Si ese fuese el caso, no trates de tocar a la agasajada porque podrías arruinar la velada y a ella, claro. Sean sofisticados).

 

Picá las cebollas y el jamón en brunoise –en cubos chiquitos- (empezá a familiarizarte con estos términos chetos y sofisticate, insisto). En un bol (alias pote), tirá todos los ingredientes (tratá de que caigan adentro). Salpimentá y mezclá bien. Una vez que los ingredientes estén bien integrados, poné en una sartén la misma cantidad de aceite que utilizás para una tortilla, a fuego medio. Volcá el contenido a la sartén y con una espátula esparcí la mezcla por toda la superficie (igual que una tortilla). Lo dejás cocinar. Después de 5 minutos, separá con la misma espátula el borde para darla vuelta (como una tortilla). Cuando está bien dorada la das vuelta para que también se dore del otro lado (obvio, como una tortilla). Repito, ante cualquier duda, por ejemplo cómo hacer una tortilla, llamás a tu vieja o a quien tengas que sepa algo del tema. INTERNET NO ES LA MEJOR OPCIÓN porque te va a dar demasiadas opciones y te va a dar fiaca leerlas y vas a elegir a la bartola y seguro que la que elegís es la más pedorra… En fin.

 

 

Ustedes podrán decirme: ¡Esta porquería es una tortilla sin huevos! ¿Qué tiene de sofisticado?

 

 Pierre se anticipa y responde: Esto es Papas Rösti y sus huevos ya saben dónde se los pueden meter. ¡Ignorantes!

 

 

 

El emplatado

 

Cuando la no tortilla tortillera esté bien cocida -de ambos lados-, sacala del fuego y cortala en cuartos. Emplatá la carne con la crema. El toque final: decorar con un poco de perejil, gil (chiste tonto pero obligado).

 

 

 

Bon appétit!!!


 
  El propietario de ésta página no ha activado todavía el extra "Lista Top"!  
Publicidad  
   
Hoy habia 1 visitantes (10 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=